Descubre cómo el hogar inteligente nos puede prevenir frente al coronavirus!

aparatos hogar inteligente

Descubre cómo el hogar inteligente nos puede prevenir frente al coronavirus!

A estas alturas de la pandemia del covid-19 todos sabemos ya que la mejor medida que podemos tomar globalmente es la prevención, y actualmente su máxima expresión es  quedarnos en casa. Al menos hasta que los casos de contagios no estén controlados o hasta que la vacuna no sea una realidad. Así pues, confinados en casa, ¿Qué podemos hacer para protegernos al máximo contra los virus?

Un hogar inteligente nos brinda varias posibilidades, gracias a las funciones de algunos de los aparatos inteligentes que inciden claramente en nuestro confort, bienestar y hábitos saludables. Todo ello se traduce en una mejor salud y por tanto en un sistema inmunológico más potente y preparado para poder combatir a los virus si llega el caso. Esa es la clave.

Os mostramos a continuación unos cuidados esenciales para mantenernos fuertes en el hogar:

Cuidemos la atmosfera de casa

Controlar la humedad interior de nuestro hogar nos puede ofrecer una mejor salud familiar. Mejoraremos la respiración y el sueño, claves para una buena salud general. La mayor ocupación en casa también propicia mayor humedad, por la propia transpiración de las personas. Lo ideal es que los niveles de la humedad relativa en el aire esté situada entre un 40 y 60 por ciento. Entonces, lo primero que nos convendría es conocer la humedad existente en casa. Como decía William Thomson Kelvin, lo que no se puede medir no se puede mejorar. Por suerte hoy en día, para medir la humedad relativa en casa lo tenemos fácil, sólo necesitamos disponer de sensores y medidores inteligentes de humedad (también conocidos como higrómetros) que pueden sumarse a nuestros dispositivos inteligentes  del hogar:

Como podremos disponer en nuestro móvil de las alarmas cuando nos salgamos de los márgenes óptimos, será ese el momento de tomar acción. Podemos realizar medidas prácticas, o utilizar aparatos especializados como los humidificadores o deshumidificadores.

Para empezar, si existe demasiada humedad (más típico en zonas de costa o muy lluviosas), podemos poner en práctica estas soluciones de coste 0:

  1. Evitar que de forma recurrente entre aire frío del exterior, que es el que luego provoca la condensación en el interior (sobretodo en invierno cuando tenemos encima calefacciones por encima de la temperatura recomendada). Lo que si es recomendable es ventilar por lo menos una vez al día la casa, ya que el exceso de humedad se expulsará al exterior y se reciclará nuestro ambiente con aire más seco de fuera. A poder ser, intentemos crear unos puntos de entrada/salida del aire creando la corriente por todo el hogar.

  2. Evitar también en la medida de lo posible las siguientes prácticas que contribuyen a aumentar la humedad interior, como pueden ser: tender la ropa dentro, alargar las duchas, cocinar sin extractor, planchar con vapor excesivo, utilizar estufas de butano o calefactores de gas (su combustión genera vapor de agua). Miremos de disponer y utilizar el extractor en el baño, pues es donde más humedad se genera.

  3. Instalar un deshumidificador. Estos aparatos están diseñados específicamente para eliminar el exceso de humedad del ambiente, y llevarlo dentro de los parámetros que le hayamos marcado. Es la solución más óptima para librarnos de la humedad y los hay de muy eficientes y asequibles. Hay que fijarse principalmente en la cantidad de litros que son capaces de retirar al día. Su instalación no requiere más que una toma de corriente, así que si los conectamos a enchufes inteligentes los podremos controlar remotamente desde el móvil. Además, los podremos ir moviendo según necesitemos aplicarlos en unas habitaciones u otras (algunos ya están pensados para coincidir con el tendedero de interior!). Os dejamos a continuación una relación de los deshumidificadores inteligentes más destacados:

 

Y respecto a la ropa, si no hay posibilidad de secado natural, hazte con una secadora! Evitarás que la humedad no se vaya a nuestro ambiente. Actualmente las secadoras son unos electrodomésticos muy eficientes! Algunos modelos destacados:

Y si nuestro problema gira entorno de lo contrario, la falta de humedad (especialmente en invierno y las calefacciones, que nos conlleva problemas con las mucosas, la piel, los labios y el insomnio), lo podemos solucionar con:

  1. Medidas prácticas como disponer un recipiente con agua en alguna esquina de la habitación, mejor cerca de una fuente de calor, para que vaya impregnando el aire y aumente la humedad. Tener plantas también favorece a la humedad en casa, porque el agua con la que las regamos acaba transpirando por las hojas, liberando humedad. Las prácticas no recomendadas si hay demasiada humedad, son ahora soluciones a la falta de humedad: tender la ropa en el interior, vapor de la ducha…

  2. Instalar humidificadores. Se han convertido en unos pequeños electrodomésticos muy baratos para combatir la sequedad en el ambiente. Solo necesitan conectarse a la corriente y agua para realizar la evaporación, y algunos son también aromáticos y muy silenciosos (evaporación por ultrasonidos). Como se pueden conectar a un enchufe inteligente, también los podremos controlar desde el móvil para programar su uso en diferentes horarios.

Cuidemos de nuestro cuerpo y alma

Un gran aliado para el reforzamiento de nuestra salud es sin duda el ejercicio físico:

La actividad física resulta fundamental:

  • Alimenta nuestras endorfinas (arriba el estado de ánimo!)
  • Contribuye a quemar esas calorías de más
  • Mantiene nuestro tono muscular
  • Nos ayuda a eliminar toxinas.

Este coctel positivo contribuye de rebote con un mejor sistema inmune. Como en todo en la vida, debe realizarse con sentido común y bajo un mínimo control. En este último aspecto, los relojes inteligentes resultan claves para medir y controlar nuestra actividad de cardio. Podéis ver a continuación los modelos top ventas!

Podemos complementar la actividad física con los estímulos más adecuados, y eso lo podemos conseguir con los altavoces inteligentes: podremos pedir la música que más motive nuestro ritmo o intentar distraernos con las noticias del día o para escuchar nuestro podcast preferido.

Cuidemos nuestros horarios

Unos horarios en armonía con el ritmo de la vida nos van a proporcionar un balance vital más equilibrado, ahorrador y en definitiva con mejor salud. Los interruptores inteligentes pueden programar persianas, cortinas y luces para adaptarse a la luz natural, y así propiciar un ritmo vital más natural, en consonancia con el reloj biológico. Esta medida contribuye claramente a la calidad del sueño, desencadenante de una óptima salud física y mental, que agradecerá nuestro sistema inmunitario. Básicamente porque permaneceremos alineados con el ritmo circadiano y los niveles óptimos de las hormonas que nos procuran un buen sueño y un buen rendimiento, la melatonina y el cortisol respectivamente. También podemos equipar nuestro hogar inteligente con bombillas inteligentes que consigan emular la luz natural por la mañana y un tono adecuado por la noche con menor brillo y temperatura.

Ya veis que son varios los aspectos de nuestro hogar que acaban incidiendo finalmente en nuestra salud y nuestro sistema inmune, así que tomemos nota y permanezcamos seguros y saludables en casa, en nuestro hogar inteligente.

Paperblog : Los mejores artículos de los blogs